EL PASO DEL TIEMPO

Soy una mujer de 55 años. He vivido intensamente, siempre he querido exprimir la vida sin tregua. Miro el pasado con añoranza, los momentos intensos y fugaces, incluso los riesgos tomados sin demasiada conciencia. Siento que mi cuerpo también ha cambiado, ya menudo no me reconozco.